lunes, 25 de agosto de 2014

Lucy cine de serie B con presupuesto


Esta semana se ha estrenado Lucy, película que ha hecho una gran campaña de promoción durante los últimos meses, interpretada por Scarlett Johansson, Morgan Freeman y dirigida por Luc Besson. Con las expectativas bastante altas hemos ido a verla, y si bien la película resulta bastante entretenida y no se hace aburrida, es puro cine de serie B con mucho presupuesto para contar con estos cotizados actores, campaña publicitaria y efectos especiales.

En el momento en el que alguien se pare a pensar lo mas minimo en alguna de las explicaciones que da el profesor, interpretado por Morgan Freeman, sobre los efectos que tiene el poder aumentar la capacidad cerebral y lo que se podría llegar a hacer con esta capacidad, seguramente pensara que esta viendo la película mas estúpida de la historia. Pero quien vaya con la intención de no pensar en el argumento ni en las explicaciones científicas tipo leyenda urbana, seguramente disfrutara del espectáculo visual y del entretenido y dinámico montaje que consigue Besson en este film.

Lucy es una joven que sin quererlo se vera involucrada en los planes de la mafia China para transportar una nueva droga a diversos países occidentales. Los Chinos meten la droga dentro del cuerpo de Lucy mediante una operación, los problemas vendrán cuando la bosa que contiene la droga se rompe y empieza a liberar la droga directamente en el cuerpo de Lucy. La droga afecta sobre todo al cerebro y al ser asimilada directamente por su cuerpo, provoca un aumento de la capacidad cerebral de la protagonista cada vez mayor según su cuerpo va absorbiendo cada vez mas de la droga.


El aumento de la capacidad cerebral ira liberando cada vez poderes mas increíbles en Lucy, convirtiendo el final de la película en un momento de alucinación total. El final de la película es una especie de delirio de LSD, no puede evitar recordar a The Doors y como usaban las drogas para abrir las puertas de la percepción, básicamente su mente. Con estos poderes Lucy hara frente a la mafia China que la llevo a esta situación.

La película esta estructurada según el porcentaje de capacidad liberada por la protagonista, previa introducción a modo de charla universitaria sobre el poder de la mente del propio Morgan Freeman, hasta que en el ultimo acto se encuentran para acabar por liberar todo el poder de la mente, como decíamos en un final delirante.

La película resulta entretenida y se deja ver, pero argumentalmente no se sostiene por ningún lado, pero el saber hacer como realizador de Besson puede llegar a paliar por completo el desastre argumental que es la película, realizando un film dinamico deudor de la serie B pseudocientifica mas tradicional. Es una película que si no contara con Johansson y Besson a la realización pasaría sin pena ni gloria, pero no seria de extrañar que acabara convertida en film de culto de serie B de alto presupuesto gracias a estos.

No hay comentarios: