lunes, 11 de agosto de 2014

Transformers: La era de la extincion.


Este fin de semana se ha estrenado la cuarta entrega de la saga cinematográfica de los Transformers, una vez mas dirigida por Michael Bay.

La acción se sitúa 5 años después de la tercera entrega y la batalla de Chicago en la que hubo miles de bajas humanas por la lucha entre Autobots y Decepticons, por lo que ahora el mundo teme a los Transformers, la alianza entre el gobierno y los Autobots ya no existe y estos han decidido esconderse y pasar desapercibidos. El gobierno públicamente apoya la caza de los Decepticons pero también se dedica a perseguir y destruir a los Autobots para clonar su tecnología y crear sus propios Transformers.

Partiendo de esta premisa Bay trata de presentar un reinicio/continuación de la saga, en esta ocasión nos encontramos con un nuevo plantel de actores humanos encabezados por Mark Walhberg, un inventor frustrado, soñador y casi arruinado que tiene que sacar adelante solo a su hija adolescente interpretada por Nicola Peltz. Un día encuentra un tráiler hecho polvo que decide comprar para reparar y sacar algo de dinero, la sorpresa viene cuando el camión es el propio Optimus Prime inoperativo tras haber sido atacado por el ejercito tiempo antes.

La CIA no tarda en enterarse de la reaparición de Optimus y trataran de hacerse con el por todos los medios. El director de la CIA interpretado por Kelsey Grammer tratara por todos los medios de hacerse con Prime. En esta ocasión la amenaza robótica para los Autobots no viene de la mano de los Decepticons que han sido prácticamente aniquilados tras la batalla de Chicago sino de un misterioso robot llamado Lockdown que ha hecho un trato con la CIA para capturar Transformers y que parece ser enviado por los creadores de los Transformers......

La trama repite una vez mas las premisas de las anteriores entregas con unos humanos ayudando a los Autobots en su lucha por salvar el mundo, al elenco humano se une también el actor Jack Reynor que interpreta al novio de la hija de Walhberg del que este no sabe nada, lo cual dar origen a algunas situaciones divertidas mientras este se niega a aceptar que su hija adolescente tenga novio y mientras trata de protegerlos a ambos.



Como en las anteriores entregas todo esta al servicio de la acción, si bien en esta ocasión la trama y los chistes no resultan tan pueriles y vergonzosos como en las dos entregas anteriores que por momentos recordaban American Pie con robots. El trio protagonista resulta mucho mas interesante y divertido que el sosainas de Shia Lebeouf.

La factura de la acción es una vez mas impecable, en eso Michael Bay es un valor seguro, no faltan las explosiones las persecuciones los coches de lujo en los que se transforman Paganis, Lamborghinis, Bugatiis.... y al final los Dinobots. Para los fans de los comics los Dinobots son algo distintos y quizá se les podría haber dado algo mas de protagonismo pero la verdad que lucen espectaculares como todos los robots de la saga.



Después de tres entregas de Transformers todos sabemos lo que podemos esperar de estas películas acción, acción y mas acción en ese aspecto la película cumple con creces y no resulta tan aburrida y monótona como la 2 y sobre todo la 3. Aunque sus 165 minutos llegan a hacerse un poco largos, quizás media hora menos de robots haciendo piruetas llevarían a no salir del cine con una sensación de ver demasiado de lo mismo, aunque ya sabemos que con Michael Bay todo va al exceso y había que superar la interminable batalla de Chicago.

Para quien quiera ver acción de ultima generación con unos efectos impresionantes sin duda disfrutara enormemente de esta cuarta entrega y para los que les gustaran los Transformers pero hubieran perdido la fe en ellos tras la anteriores entregas es una buena oportunidad de volver a engancharse a la franquicia.


No hay comentarios: