lunes, 21 de abril de 2014

Spider-man:El poder de electro.


Esta semana se ha estrenado la secuela de la nueva serie de películas de Spider-man, con un gran arranque en taquilla siendo el mejor estreno internacional con 47 millones de dólares recaudados y sin haberse estrenado aun en USA.

Esta secuela nuevamente dirigida por Marc Webb, supera en calidad a la anterior. Sobre todo porque acierta mas en el tono de Spider-man, y nos presenta una fotografía mas colorista sin abusar de escenas oscuras como en la anterior entrega. Si peca de algo, es que en algunos momentos los movimientos de Spider-man se ven un poco digitalizados y se nota bastante en algunos planos, pero por lo demás las escenas de acción son mas impresionantes y limpias que en su predecesora. La batalla final contra electro me recuerda muchismo a la que tiene lugar en el juego Shattered Dimensions entre ambos personajes.

La relación entre Peter Parker y Gwen Stacy (Andrew Garfield y Emma Stone) funciona mucho mejor que en la anterior entrega y se ve mas química entre ellos.
Además la película capta mejor la personalidad de Spider-man presentándonos a un Peter Parker con sus problemas cotidianos y a un Spider-man mas dinamico.

Por su parte Electro (Jamie Foxx) quizá no esta todo lo aprovechado que debería, y nos presenta a un personaje en su aspecto visual alejado de su look tradicional y mas cercano al del universo ultimate. Lo que no acaba de convencer es su personalidad, me recuerda mucho al Enigma de Jim Carrey...

Quien si que esta muy bien es Dane Dehaan en su papel de Harry Osborn, si bien es una reinterpretación bastante alejada de su personalidad y motivaciones en los comics, es quien se erige en verdadero villano protagonista y en la cinta se explora mucho mas en su personalidad y motivaciones que las del propio Electro. Y como duende verde se ve muchísimo mejor que cualquiera de los duendes de la anterior trilogía. Aunque no lleve mascara  la mutación que sufre le de otorga un aspecto mucho mas amenazador y expresivo que el que tenia el duende de Willen Dafoe con ese casco que le privaba de toda expresión.



Aviso Spoilers:

En cuanto a la trama, si bien el villano que mas aparece es el propio electro, quien se erige en verdadero antagonista de Spider-man es Harry Osborn.

Harry regresa a la ciudad tras la muerte de su padre por una enfermedad genética degenerativa, para hacerse cargo de Oscorp la empresa que su padre fundo y dirigía. Recibe la visita de Peter su amigo de la infancia con quien retomara la relación y a quien le pedirá que le presente a Spider-man ya que Harry se esta muriendo de la misma enfermedad que su padre y solo la sangre de Peter podría salvarle a tenor de las investigaciones realizadas años antes por los padres de ambos.

Electro es un ingeniero eléctrico de Oscorp con una personalidad llena de inseguridades y a quien todo el mundo ignora a pesar de ser un genio y haber diseñado la mayor parte de las infraestructuras  eléctricas de la ciudad; un dia es salvado por spider-man de morir atropellado y desde entonces se obsesiona con Spider-man considerándolo su mejor amigo y siendo su mayor fan. Un dia sufre un accidente que esta a punto de costarle la vida pero lo transforma en energía pura, confuso y sin ser capaz de controlar sus poderes acaba en Times Square absorbiendo energía, allí Spider-man intentara ayudarle pero la policía interviene y electro se sentirá engañado y traicionado por quien el considera su mejor amigo, de forma que a partir de ese momento desarrollara un odio enfermizo hacia el trepamuros.

Harry será traicionado por la cúpula directiva de Oscorp que tiene sus propios planes para la empresa desarrollando armamento. Ademas Peter le niega la sangre de Spider-man ya que podría ser aun mas peligrosa para el que la propia enfermedad. Esto lleva a Harry a unirse a electro para derrotar a Spider-man y conseguir su sangre, y a inyectarse un suero que Oscorp mantenía de la investigación original, lo que le transformara en el Duende, dándole un aspecto monstruoso.

En cuanto al tercer villano prometido en la promoción de la película, el Rhino no lo vemos hasta el final de la película y para mi no viene a cuento. Si vemos antes a Paul Giamatti pero como un criminal común al que detiene Spider-man, el que al final de la cinta se acelere todo para introducirnos el próximo proyecto de Sony centrado en los seis siniestros no viene a cuento. Al final de la cinta nos encontramos con uno de los momentos mas impactantes en la vida de Peter y totalmente inesperado en la película que es la muerte de Gwen Stacy como consecuencia de la batalla final con el duende. Peter queda destrozado por la muerte de Gwen y deja de ser Spider-man durante un año para al final de la cinta aparecer a hacer frente a Rhino en una batalla que no llegamos a ver. Lamentable la forma de tratar el trauma que supone para Peter la perdida de Gwen y la perdida de ver en la siguiente película un Peter atormentado y que ya no quiere ser Spider-man, que podría dar para una gran película. Pero Sony en su afán de sacar mas películas prefiere hacer una introducción forzada a mas no poder de los seis siniestros desaprovechando una de las tramas mas interesantes y que mas juego a dado siempre en la vida de Spiderman.

Por cierto que nadie se vaya del cine antes de la escena pos-créditos que se centra en los X-men, cosa sorprendente siendo ambas películas de distintas productoras, si bien no es una escena como las que solemos ver que sirven para enlazar películas como las del capitán america, Thor o los vengadores, sino que mas bien es un escena sacada de la película, pero que no deja de ser una curiosidad y un avance mas mientras esperamos por Dias de Futuro Pasado.

No hay comentarios: