martes, 14 de enero de 2014

Las Brujas de Zugarramurdi


Esta semana han vuelto a reponer en los cines de mi localidad las Brujas de Zugarramurdi, a raíz de ser una de las películas con mas nominaciones para los premios Goya de 2014, concretamente 10, si bien es cierto que ninguna es en las grandes categorías. Ya que no había podido ir a verla en el momento de su estreno hemos ido a verla esta semana.

Lo primero que he decir es que la película me ha recordado mucho a Abierto hasta el amanecer de Robert Rodríguez. Un atraco lleva a los protagonistas a un nido de vampiros en una y a un aquelarre de brujas en el caso que nos ocupa.

La película comienza con un atraco a una tienda de compro oro bastante estrambótico, disfrazados como los  mimos de la Puerta del Sol de Madrid, Hugo Silva como Cristo y Mario Casas como soldadito de plástico verde son los principales artífices del plan. En la tienda las cosas se complican y tienen que huir abriéndose paso a tiros, además llevan al hijo del personaje de Hugo Silva con ellos, ya que ese dia le toca la custodia compartida. Acaban por secuestrar un taxi con pasajero y le mandan que les lleve a Francia. Tanto el atraco como la huida en el taxi resultan muy divertidas por lo ridículo que resulta la situación. Tanto Mario Casas como Hugo Silva están muy divertidos y Jaime Ordoñez de taxista también.

Esta huida les lleva al pueblo de Zugarramurdi cerca de la frontera de Francia, donde se toparan con un aquelarre de brujas encabezado por Carmen Maura, Carolina Bang y unas de las actrices preferidas de Alex de la Iglesia como es Terele Pavez. Aquí el tono de la película cambia totalmente y pasa al genero del cine fantástico y de terror con toques de comedia.

La primera del atraco resulta muy entretenida con gags y situaciones que no tienen desperdicio y que se funden con la espectacularidad de la huida. Pero la segunda parte decae bastante en ritmo e interés, si bien mantiene algunos toques humorísticos bastante logrados, no funciona tan bien como la primera parte de la película. Y el desenlace de la película con el aquelarre final y la aparición de una venus de Wilendorf gigante cual Chutulu salido de los cuentos de Lovecraft resulta un poco pesado y poco conseguido para mi gusto.

Como digo una película bastante irregular pero entretenida para pasar el rato, sobre todo sus primeros 45 minutos merecen la pena.

No hay comentarios: