martes, 17 de diciembre de 2013

Leyendas de la Dragonlance


Hace unos días hablábamos de la saga literaria Las Crónicas de la Dragonlance y hoy vamos a hablar de su continuación directa, las Leyendas de la Dragonlance.

Margaret Weis y Tracy Hickman nos llevan de regreso al mundo de Krynn en esta nueva trilogía formada por El templo de Istar, La guerra de los enanos y El umbral del poder.



La acción nos sitúa un año después del final de la Guerra de la Lanza. Nuestros héroes se han separado y cada uno vive su vida y afronta nuevas responsabilidades. El mal ha sido derrotado a un precio muy alto, algunos de nuestros héroes han muerto y otros se ven forzados a aceptar sus nuevas responsabilidades, pero la paz reina en Krynn.

La trilogía se centra sobre todo en los personajes de Caramon, Raistlin y Tasslehof, el resto de los personajes de la primera trilogía en algunos casos tienen una presencia poco mas que testimonial y el resto ocupan un segundo plano.

La acción comienza como decíamos un año después de lo narrado en las crónicas, Raistlin ha abandonado a su hermano Caramon y ha tomado la túnica negra y reclamado la Torre de la alta hechicería de Wayreth para si mismo. Caramon se ha casado con Tika pero el tiempo de inactividad y el que su gemelo ya no dependa de el, han hecho mella en el, convirtiéndose en alcohólico y descuidando su forma, convirtiéndose en una sombra del guerrero enérgico que fue. Y Tasslehof se aburre y ya se sabe que no hay peor cosa que un kender aburrido...

Aun que todo podría parecer tranquilo el hambre de poder de Raistlin no tiene freno y ha tramado un plan para derrocar a la mismísima reina de la oscuridad y convertirse en un dios. Para ello debe engañar a la joven Crysania una sacerdotisa de Paladine y viajar atrás en el tiempo a una época anterior al cataclismo donde pretende robar el poder y conocimiento de Fistandantilus el túnica negra mas poderoso que jamás a existido. Caramon y Tass viajaran también en el tiempo para impedirlo en un viaje que nos llevara a presenciar las guerras de los enanos y el mismísimo cataclismo en un apasionante viaje que los cambiara para siempre.


Esta saga ahonda mas en la personalidad de los protagonistas, sobre todo en la relación entre los hermanos Majere. Tiene un desarrollo mas profundo que las crónicas y abandona ese estilo de partida de rol novelada que tenia la primera trilogía, que en el fondo como alguna vez han confesado sus autores surgió de una partida de rol.

Crysania el nuevo personaje funciona como el contrapunto de Raistlin, esta llena de esperanza y bondad y espera poder salvar a Raistlin de su oscuridad interior; mientras este solo busca su ambición personal demostrando su total desdén por Crysania, su propio hermano y el mundo en general. Por su parte Caramon se embarca en un viaje de superación personal y en el que deberá aprender a vivir sin su gemelo a su lado. Por su parte las acciones de Tass tendrán una gran importancia en la trama siendo tan divertido como siempre.

Para los ya iniciados en el universo de la Dragonlance es un interesante viaje a través de la historia de Krynn y donde podremos ver acontecimientos que en la trilogía anterior se mencionaban como antiguas leyendas, la guerra de los enanos, la caída de Istar y el príncipe de los sacerdotes y conoceremos a Fistandatilus en persona.

Desde el punto de vista literario es una saga mucho mejor escrita que la anterior si bien no tiene tantísima acción como la anterior, sin duda no defraudara a nadie que la haya leído. Con un desarrollo brillante de los acontecimientos y un final sorprendente.

No hay comentarios: