lunes, 30 de septiembre de 2013

FELINA - FINALE último GRAN capítulo de Breaking Bad [[[[[SPOILERS]]]]]]


Ya se puede apoderar la nostalgia de nosotros. Anoche se retransmitió en USA el ULTIMO capítulo de la gran serie Breaking bad, no es que lo digamos nosotros, toda la crítica mundial y la gran cantidad de premios que tanto sus actores como personal en general reciben cada año lo dejan más que claro.

Es una de las pocas series, por no decir la única, que puedes decir que es GRANDE desde el primer capítulo al último. Un buen final que aunque te deje con la sensación de que algo se acaba y no va a volver, te deja satisfecho, sin nada al azar y con la sensación de que todo a acabado, es el fin de una época.

Aviso para navegantes: quien no se haya visto el capítulo aún le recomiendo no seguir leyendo ya que hay bastantes spoilers a partír de aquí.....

"Fe" (Hierro). "Li" (Litio). "Na" (Sodio) -- finale

Llévame a casa y yo haré el resto.... llévame a casa y yo haré el resto... así empezaba practicamente la trama en este último capítulo titulado Felina, Walter se lo repetía no se si a su cuerpo o al coche o a que, pero solo quería poder llegar a casa y poder dejarlo todo acabado antes de morir.

Ya tenía asumido que iba a morir. Su cancer había empeorado, el frio de New Hamptom no le había hecho nada bien a sus pulmones, y estaba claro que estaba decidido a morir haciendo lo que debía, al menos arreglando parte de lo que su propio orgullo había ocasionado durante estos dos años y buscando un pequeño punto de reconciliación con su familia.



Empieza con los "millonarios a su costa" Gretchen y Elliott va a su casa para encomendarles "una misión", darle a su hijo su dinero en su 18 cumpleaños a modo de donativo. Para ello utiliza a los dos colgados amigos de Pinkman los cuales con unos punteros laser desde el exterior hacen como que estan apuntandoles con rifles.

Walter les hace creer que van a esta vigilandoles hasta entonces, y que como no le den el dinero les matarán un día u otro, así soluciona que ellos quieran llamar a la policia, entregar el dinero o cualquier otra cosa que se les pueda ocurrir, como siempre nos dejan las cosas bien atadas y nada al azar.

Lo mejor es la entrada en la casa, sentado tranquilamente en la oscuridad, esperandoles pacientemente, para luego entrar tras ellos sin meter ruido pero con calma, con una pinta realmente desmejorada, sin casa, sin familia, sin nada.... entra en una casa llena de lujos con fuentes en el interior, llena de fotos familiares y un matrimonio feliz hablando de irse de viaje a Tampa, de nuevo. Todo contrasta con un Walter que ha conseguido dinero pero lo ha perdido todo, simplemente por tener mala suerte en la vida.

Cuando sale de la casa y los amigos de Pinkman montan en el coche con él le dicen que la meta azul sigue en la calle y que ahora es incluso mejor. En ese momento Walter se da cuenta de quien la está fabricando, no puede ser nadie más.... Pinkman.

Walter decide pasar a ver a Skyler, la cual vemos hablando con su hermana por teléfono, que la está avisando de que Walter ha sido visto por la ciudad, que tenga cuidado. La cámara cambia de plano y podemos ver que Skyler realmente está afectada porque en la otra esquina de la casa estaba Walter de pie esperando para hablar con ella. En algún momento del capítulo nos damos cuenta de lo GRAN GRAN desmejorado que está, ya en los últimos capítulos se le veía, pero con tanta ropa de nieve aún disimulaba un poco, pero ahora vemos a un Walter con muchisimas mas arrugas, sucio, muy MUY delgado y totalmente acabado.


Tenemos aquí uno de los momentos más duros para los protagonistas y más grandes de toda la serie. El momento en el que Walter busca un pequeño, diminuto, punto de reconciliación con su esposa, quiere disculparse, decirle que esté tranquila que todo ha acabado ya, solo quedará su sufrimiento por los momentos pasados y por un marido que alguna vez tuvo.

Le da además una via de escape, las coordenadas donde estaba anteriormente el dinero enterrado y que ahora está Hank y su compañero. Le pide que llame a la policía y busque un pacto para que la dejen tranquila.

Es un momento muy importante porque hasta ahora siempre teniamos a un Walter prepotente, enfadado que decía que todo lo hacía por su familia, él creía que aun era así. Inicialmente fue así, no quería que su familia se quedara tirada y busco como sacarla de un modo rápido antes de que el cancer fuera a más, pero mes tras mes año tras año seguía repitiendo lo mismo hasta ahora.... Ha llegado a un punto en el que ve el fín, sabe que su familia va a tener de todo con la tranquilidad de que en unos meses van a recibir una enorme cantidad de dinero, ha visto a sus hijos por última vez y ha podido hablar con Skyler, pedirle perdon y confesarse, su última confesión donde por fín se da cuenta de que "el hacerlo por su familia" hacía mucho que desapareció y que había pasado a un "lo hacía por mí. por el poder. Me sentía vivo" se da cuenta de que Walter White había muerto hace mucho tiempo...



Llegamos a su siguiente cabo suelto, Jesse Pinkman y la banda de asesinos que le robó el dinero y asesinó a Hank. Tras conseguir una cita con la excusa de querer volver a cocinar por haberse gastado todo el dinero, consigue llegar a ellos, usando por fín el famoso botecito de ricino para una "amiga" del negocio.

Esto conlleva a una auténtica carnicería donde Heisemberg con un invento que fabricó previamente en el desierto para poner una metralleta encima dentro del maletero del coche se carga a todos los del club house, protegiendo con su propio cuerpo a Jesse. El dolor porque Jesse le hubiera delatado y porque se estaba convirtiendo, según él, en un peligro para el negocio, le llevaban a querer matarlo pero sin embargo nos demuestra que aun siente ese cariño parternal por él y le protege de los disparos con su propio cuerpo, llevandose él mismo un tiro en el estómago.

Cuando todo acaba y Pinkman se levanta, Walter le pasa la pistola para que acabe con su sufrimiento por fín, pero Pinkman no puede hacerlo, además se da cuenta de que tiene un tiro en el lateral del estómago y su odio vuelve a salir a escena y le dice que no le va a hacer él el trabajo nuevamente, que si quiere acabar ya, que lo haga él. Se va eufórico con un coche a toda velocidad.


El Pinkman que no quería vivir, que tenía tendencias suicidas y autodestructivas, ahora tras el duro cautiverio y no saber que día iba a morir deja paso a un chico lleno de nuevas cicatrices, por dentro y por fuera, que está contento por estar libre y poder huir a toda velocidad hacía algún nuevo destino dejando toda esta pesadilla atrás.

Walter sigue vivo pero su tos ha vuelto más insistente, y la sangre que está perdiendo nos augura una muerte inminente. Él lo sabe y va al laboratorio. Sabe que es el fin, y con la banda sonora de los coches de policía y Baby Blue de la banda de rock Badfinger vemos de nuevo un pequeño apice de Walter White en Heisemberg, mirando con emotividad la mascara para los humos y las máquinas suponemos que recordando sus inicios, cuando a pesar de lo duro de la situación aún era feliz.

Dejando su marca de sangre sobre un brillante tanque metálico cae al suelo mientras le rodea la policía. Al final al menos consiguió su objetivo, dejar a su familia arreglada económicamente de por vida.
  
 Donde nació Heisemberg, ahora muere Walter White.

1 comentario:

rickyreyne dijo...

muy buen review, terminé de verl el ultimo episodio, y la verdad fue fantastico, creo que no hay serie como esa, empezaré a ver juego de tronos que dicen que es muy buena tambien, inclusive lo dijo el mismo walther white.